Tips para retrasar el encendido de la calefacción

Consejos para retrasar encendido calefaccion

Tips para retrasar el encendido de la calefacción

Cuanto más se retrase el encendido de la calefacción, mejor para la economía doméstica. Con estos trucos, al menos, puedes intentarlo y reducir el consumo energético.

Nos hemos adentrado de lleno en noviembre y, con él, muchos hogares han comenzado a encender los sistemas de climatización para ir caldeando la casa en los días más desapacibles. Pero, ya sea solo a última hora de la tarde, justo después de comer o para el momento de la ducha, estas hora de calor dentro del hogar suelen estar más que planificadas para aprovechar al máximo el consumo energético. No en vano, buena parte de la factura doméstica durante los meses de invierno se va en este gesto de encendido de la calefacción. Sobre todo, cuando lo que se utilizan son sistemas eléctricos.

Si quieres controlar el gasto o necesitas apretarte el cinturón hasta la llegada de la primavera, tenemos buenas noticias. Con los trucos que te proponemos en este post, podrás retrasar el encendido de la calefacción unos días más y aprovechar al máximo el calor de la calle, del interior de la casa y el tuyo propio. Toma buena nota.

Cómo estar más calientes en casa sin el encendido de la calefacción

La pobreza energética va en aumento y es la responsable de que cada vez más hogares no puedan plantearse, siquiera, el encendido de la calefacción durante un par de horas al día. Sobre todo para ellos, pero también para todos los que quieren ahorrar en estos sistemas de climatización o utilizarlos de manera más eficiente, desde I3C queremos prestar nuestra ayuda. Como expertos en la instalación y comercialización de calderas, calentadores y demás aparatos relacionados con el bienestar térmico dentro del hogar, os damos algunos trucos para conseguir una casa más caldeada.

Aunque el confort térmico no es el mismo, estos consejos pueden subir un poco la temperatura en el hogar:

  • Ventilar sí, pero solo lo necesario. Después de cocinar, de dormir o de ducharse, por ejemplo, es muy importante renovar el aire de dentro del hogar. Pero esto no quiere decir que sea necesario tener las ventanas abiertas durante horas. Con unos quince minutos puede ser suficiente.
  • Ropa de abrigo para andar por casa. No es lo mismo estar en manga corta que equiparse con unos buenos calcetines, ropa gruesa de lana o algodón, unas zapatillas bien forradas…
  • Buen aislamiento. Una de las principales vías por las que se escapa el calor del interior del hogar es por problemas con el aislamiento. Comprueba que tus ventanas son eficientes en este apartado o ponle remedio (hasta la hora de cambiarlas por otras nuevas) con un poco de cinta aislante.
  • Persianas cerradas durante la noche. Se convierten en una segunda barrera protectora frente al frío del exterior.
  • Hasta el último rayo de sol. Por el día, por el contrario, las persianas deben estar bien arriba para dejar entrar el calor del astro rey.
  • Una casa bien vestida. Si los inquilinos se abrigan, la vivienda también. ¿Cómo? Con alfombras, velas, estanterías llenas de libros…
  • Fuentes de calor locales. A veces es irremediable quedarse frío, por ejemplo, viendo la televisión. Para estos casos, además de la inseparable manta, se puede recurrir a calefactores pequeños. Es importante tenerlos en cuenta cuando se elige el sistema de calefacción adecuado para el hogar.

Con estos tips, retrasar el encendido de la calefacción es mucho más fácil. ¡Pruébalos! Y si quieres sistemas más eficientes de climatización o de acceso al agua caliente sanitaria, ponte en contacto con nuestros técnicos.


Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia de usuario. Si continúa navegando acepta las mencionadas cookies y nuestra política de privacidad, pinche el enlace para más información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Te atendemos en Whatsapp
0

Your Cart