Fugas en la calefacción

Fugas en la calefacción

Fugas en la calefacción

Cada vez queda menos invierno, pero todavía nos encontramos en pleno mes de marzo y seguro que va a haber tiempo de sufrir con las bajas temperaturas, esas que, en ocasiones, condicionan la comodidad que buscamos en nuestro hogar o en el lugar de trabajo. Si todavía nos resta sufrir parte del invierno, significa que también tenemos por delante unos días o unas semanas de uso de la calefacción. Estos sistemas son cada vez más seguros y duraderos, fruto de la innovación tecnológica que se va produciendo. Sin embargo, aunque no suelen existir problemas en cuanto a su funcionamiento, nadie está libre de llevarse algún susto. Además, desgraciadamente, estos suelen ocurrir en el momento más inesperado. Seguro que has oído hablar de las fugas en la calefacción. En ocasiones, ocurren. ¡No es ninguna leyenda urbana! 

Lo primero que tenemos que hacer es tranquilizarte. Estos pequeños escapes, cuando aparecen, no suelen convertirse en un problema especialmente grave a la hora de poder causar daños en tu vivienda. Lo que sí puede ser algo más preocupante es la detección de estas fugas. Más que nada, es difícil darse cuenta de que el circuito cuenta con estas fugas de agua porque, por decirlo de alguna manera, son bastantes sigilosas. No dan pistas, más allá de gotas de pequeño tamaño que hacen acto de presencia en el momento en el que el sistema de calefacción comienza a enfriarse. ¡Así funcionan las fugas de manera habitual!

Todo sobre las fugas en la calefacción 

También, en ocasiones, estas fugas, especialmente cuando se alargan en el tiempo sin detectarlas, dan otro tipo de aviso para que sepamos que pueden estar ahí. Se trata de las típicas manchas de humedad en la vivienda. Si en algunas de las paredes de tu casa, sobre todo en aquellas en las que hay un radiador, comienzan a aparecer manchas de humedad… ¡Estate atento! 

En cuanto a la aparición de fugas en la calefacción, no hay una fórmula mágica con la que podamos decirte por qué se originan. Pueden ser varios los motivos. A continuación, vamos a darte a conocer de dónde puede venir el origen de estos escapes:

1- Una mala instalación: Deja que esto sea lo primero en la lista. Quizás, si recurres a verdaderos instaladores profesionales, estarás evitando problemas. En i3C Instalaciones lo somos y estamos para ayudarte.

2- Circuitos antiguos: Como todo lo que tiene tiempo y un desgaste por su uso, pueden dar problemas. Es algo normal. Por eso es importante realizar un correcto mantenimiento para tratar de evitar disgustos.

3- Materiales de mala calidad: En ocasiones, lo excesivamente barato puede salir caro. Por eso, conviene apostar por materiales que pueden llegar a aguantar todos los procesos sin problemas. 

Como ves, el principal problema de las fugas en la calefacción es su detección. Cuida tu sistema con profesionales especializados y… ¡Quédate tranquilo!   


Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia de usuario. Si continúa navegando acepta las mencionadas cookies y nuestra política de privacidad, pinche el enlace para más información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Te atendemos en Whatsapp
0

Your Cart