Efectos en la salud de una calefacción muy alta

Efectos en la salud de una calefacción muy alta

Efectos en la salud de una calefacción muy alta

¿Sabes cuáles son los efectos en la salud de una calefacción muy alta? Los meses de invierno se hacen especialmente duros debido a las precipitaciones, pero especialmente al frío. Las bajas temperaturas son un enemigo de cara a la comodidad en nuestra casa. Son muchas las horas que pasamos en nuestra vivienda y muchas de ellas son para descansar y relajarnos. En esta época del año es muy importante disfrutar de la intimidad en nuestra vivienda. Es por ello por lo que buscamos ese calor que nos permite estar a gusto. Eso sí, ¿Alguna vez te has planteado cómo te puede afectar un excesivo calor? 

Es verdad que, en muchas ocasiones, es complicado calcular la temperatura adecuada para nuestro hogar porque cada persona es un mundo. No todos sentimos el frío igual. La sensación de frío varía considerablemente en función de cada ser humano. A pesar de esta disparidad de sensaciones a la hora de sentir el frío, lo que sí podemos contarte es que se considera excesiva una calefacción que supera los 25 grados. Se calcula que la adecuada es aquella situada entre los 20 y 25 grados. 

Descubre los efectos en la salud de una calefacción muy alta

Ahora que ya hemos situado cómo puede sentir una persona el frío, y sabiendo que la calefacción es la herramienta ideal para combatirlo en el hogar, ha llegado el momento de conocer los efectos en la salud de una calefacción muy alta. Vamos a conocerlos: 

1- Dolor de cabeza: Es uno de los síntomas más comunes cuando existe un calor excesivo en el ambiente en el que nos encontramos. Temperaturas más altas de lo normal hace que la presión arterial descienda. Eso desemboca en que hay menos presencia de sangre en el cerebro, lo que da lugar a las cefaleas. 

2- Daños en la piel: Un calor excesivo reseca la piel. Cuando esto se produce, algunos problemas como la dermatitis pueden ir en aumento. 

3- Falta de sueño: Seguramente te hayas visto en una situación de levantarte en mitad de la noche sin ser capaz de dormirte y comprobar que la calefacción se había quedado encendida. Ahí tienes la respuesta a no ser capaz de conciliar el sueño. El cuerpo sufre para adaptarse y permitirnos dormir cuando se superan los 20 grados. 

4- Problemas en la respiración: Éstos aparecen en el momento en el que las mucosas se secan. Es ahí cuando las infecciones pueden aparecer. 

Desde i3C Instalaciones esperamos haberte ayudado a descubrir los efectos en la salud de una calefacción muy alta. Recuerda que lo mejor es acudir a profesionales para elegir el sistema de calefacción adecuado para tu hogar. Aprovechamos para darte un consejo…¡No te pases con la calefacción! 


Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia de usuario. Si continúa navegando acepta las mencionadas cookies y nuestra política de privacidad, pinche el enlace para más información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Te atendemos en Whatsapp
0

Your Cart