Diferencias entre calderas estancas y atmosféricas

instaladores de calderas de gas madrid

Diferencias entre calderas estancas y atmosféricas

Hoy en día, existe una amplísima variedad de opciones a nuestra disposición en el mercado para calentar nuestro hogar y brindarnos agua sanitaria caliente. Como expertos en este tema, nos gustaría aprovechar estas líneas de nuestro blog para hablaros sobre las calderas estancas y atmosféricas. ¿Cuáles son sus principales diferencias?

Gracias a nuestra experiencia como instaladores de calderas de gas en Madrid, podemos contarte que la principal diferencia entre una caldera estanca y otra atmosférica tiene que ver con la procedencia del aire para la combustión. De hecho, es el punto que separa a una de otra. ¿Cómo funciona cada una?

Se puede afirmar que las calderas atmosféricas obtienen el aire de la propia estancia donde se encuentran, mientras que una estanca lo hará directamente desde el exterior de la vivienda. Además, cada una de ellas puede ser dividida en distintas categorías, dependiendo de sus características propias.

Las calderas estancas

Podemos afirmar que existen principalmente dos tipos de calderas estancas:

  • Caldera estanca convencional: En esta, los quemadores y el circuito de combustión se encuentran aislados del lugar donde está instalada. De esta forma, el aire necesario para la comisión se obtiene del exterior a través de un conducto instalado y por el que también se expulsarán humos y productos de combustión. Además, en este tipo de caldera no es necesario contar con desagües.
  • Caldera estanca de condensación: La principal diferencia es que, obteniendo el aire igualmente del exterior, se trabaja a una temperatura ligeramente inferior a la convencional, aprovechando al máximo el calor resultante de la combustión. Del mismo modo, será necesario instalar un desagüe.

Las calderas atmosféricas

En lo que se refiere a las calderas atmosféricas, también existen dos tipos principales:

  • Caldera atmosférica convencional: En ellas, el aire necesario para el trabajo de combustión se obtiene de la propia habitación donde se encuentra, expulsando lo humos al exterior a través de una chimenea. En el hipotético caso de que no existiera aire suficiente por falta de ventilación, la caldera se apagará por falta de oxígeno.
  • Caldera atmosférica de condensación: En este caso, el aire se obtiene de la misma estancia, pero, a diferencia de la convencional, la condensación se realizará a una temperatura más baja, aprovechando el calor latente. Además, los humos son menos nocivos para el medioambiente.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia de usuario. Si continúa navegando acepta las mencionadas cookies y nuestra política de privacidad, pinche el enlace para más información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Te atendemos en Whatsapp
0

Tu carrito