Cómo elegir sistemas de calefacción

Cómo elegir sistema de calefacción

Cómo elegir sistemas de calefacción

El frío empieza a asomar por debajo de la puerta de la mayor parte de los hogares. Y, algunos, aún están buscando sistemas de calefacción más adecuados. Con estas claves será mucho más fácil elegir.

Cuando el frío empieza a hacer acto de presencia y a anunciar la llegada paulatina del invierno, los hogares comienzan a preocuparse por todo lo relacionado con los sistemas de calefacción en el hogar. Tanto desde el punto de vista del consumo como desde el de la eficiencia. No en vano, este aparato de climatización es el responsable de la mayor parte del gasto energético en casa durante los meses invernales. ¿El objetivo ideal? Encontrar una temperatura de confort para toda la familia sin poner en riesgo, con ello, todos los ahorros del año.

Con esta perspectiva en mente, la polémica y el debate sobre cuál es el mejor sistema de calefacción entre todos los disponibles en el mercado están servidos. Desde I3C, como expertos en la instalación de servicios de climatización en los hogares de Madrid y de los alrededores, analizamos pros y contras de cada uno de ellos para que puedas elegir el que más te convenga.

Tipos de sistemas de calefacción y sus características: cómo elegir solo uno

La principal diferenciación entre los sistemas de calefacción viene dada por el tipo de combustible o energía que utilizan. Los más utilizados en los hogares españoles son los que requieren gas o electricidad para la puesta en marcha del generador de calor y su llegada a los radiadores o emisores. Sobra decir que, mientras los primeros son más costosos por su instalación, los segundos pueden elevar la factura mensual de la luz.

Pero no son los únicos sistemas. Las bombas de calor y los calefactores siguen a pleno rendimiento en algunas casas; en otras, el suelo radiante y las estufas de leña, pellets o carbón (el menos recomendable) caldean el ambiente con resultados notables.

¿Cómo elegir entre todas estas opciones la que mejor se adapte a las características del hogar y a las necesidades de sus inquilinos? Teniendo en cuenta estos detalles:

  • Superficie de la casa. No es lo mismo calentar un pequeño apartamento que un gran piso familiar.
  • Tiempo de uso. Hay familias que, en invierno, solo están en casa para cenar y dormir; otras, pueden pasarse todo el día sin salir. Tener en cuenta estos hábitos da pistas sobre qué sistema de calefacción puede ser mejor.
  • Coste de instalación y mantenimiento. Tan importante es tener en cuenta las obras necesarias para colocar un determinado tipo de calefacción, como las revisiones y posibles reparaciones futuras.
  • Ahorro y eficiencia energéticos. El objetivo último de esta toma de decisiones es conseguir ahorrar en calefacción y hacer un uso eficiente de la misma. Puede que en casa de los abuelos una caldera de gas y sus respectivos radiadores sea lo más recomendable; mientras, en una segunda residencia, con los calefactores eléctricos en las habitaciones principales puede ser suficiente.

Analiza las características de tu hogar y tus hábitos invernales y podrás empezar a descartar sistemas de calefacción. Pero, si aún te quedan dudas, resuélvelas de la mano de profesionales. Y si al final te decantas por calderas de gas, calentadores eléctricos o aires acondicionados con bomba de calor, ponte en contacto con los instaladores de I3C. Guiarán tus pasos hacia el máximo confort en el hogar.


Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia de usuario. Si continúa navegando acepta las mencionadas cookies y nuestra política de privacidad, pinche el enlace para más información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Te atendemos en Whatsapp
0

Your Cart